jueves, 13 de junio de 2013

Papitas aplastadas


 Las papas son siempre, me parece, un manjar. Muy nutritivas,
Papitas aplastadas
sacian y además son fáciles de preparar en una infinidad de variantes. En este caso, las papitas aplastadas que presento aquí son una delicia para acompañar el plato fuerte en una comida o, como en mi caso, para una cena no pesada aunque deja esa sensación de haber comido algo a gusto y sabroso antes de dormir.


Su preparación es increíblemente simple. Se deben cocer papas pequeñas o "nacidas". Esta forma de preparación es particularmente exquisita cuando las papitas son rojas aunque quedan muy bien con la papa amarilla ordinaria. Una vez cocidas, se escurren y se colocan en una sarten extendida con suficiente espacio entre una y otra, no se requerirá de aceite. Con un mondador de papas se apachurran un poco sin que pierdan su unidad, no se trata de hacerlas puré. Basta con presionarlas un poco y que rompa la cáscara de la papa, quedan un poco en forma de disco. Se le añade un poco de mantequilla encima a cada papita, queso rallado, sal y pimienta. Se tapan y se dejan dorar en la sartén a fuego medio o alto para que se doren más. Bien calientes, se sirven en el plato y se adornan con hojas de perejil finamente picadas.


Les dije que era de una simplicidad notable. Espero que las disfruten mucho.
Provecho!!


Ingredientes:


papitas nacidas
mantequilla
perejil
queso rallado
sal y pimienta.


3 comentarios:

  1. Que ricas! Que queso nos recomiendas? Manchego? Chihuahua? Seguro qué no importa, porque las papas y el queso son una combinación ideal
    Provecho!

    ResponderEliminar
  2. El queso que más te guste y un tip es añadirle un poco de queso parmesano además. Le da un toque especial. Provecho.

    ResponderEliminar
  3. El queso que más te guste y un tip es añadirle un poco de queso parmesano además. Le da un toque especial. Provecho.

    ResponderEliminar

;